Poemas de amor: poemas para dedicar

02/09/2014 09 Feb 2014
Desnudándome de toda mi necesidad,
vistiéndome en la piel de tus deseos;
hoy me abandono, me entrego por entero
a la dicha sublime de ser feliz en tu felicidad.

Si anhelas con desvelo la pureza del compromiso,
ofrezco algo más noble que un millón de anillos:
este íntimo deseo, puro en su esencia divina,
manantial infinito de todos mis sentidos;
este íntimo deseo de compartir toda la vida,
este íntimo deseo de compartirla... ¡Sólo contigo!

Si acaso un sentimiento sincero esperas,
abandona su búsqueda en las estrellas;
recuéstate plácidamente en tu interior
y hallarás los ecos de cada latido
de este incondicional corazón mío...
¡Que hace tiempo sólo late por tu amor!

Fabián Ruiz

3 comentarios

Belleza desmedida

Autor: Anónimo

02/07/2014 07 Feb 2014
En tu pasar tranquilo jamás faltó la huella
ni luz en tu mirada para cegar los hombres,
te erguiste sobre el mundo eternamente bella
y hasta el rincón del mundo se suspiró tu nombre...

En tu pasar tranquilo y aquella indiferencia
mirando por encima del hombro a quien esconde
su no sutil asombro de aquella inconsistencia
de tu divina esencia que lo mortal esconde...

En tu pasar tranquilo celosas mueren flores
porque ni sus olores opacan tu presencia,
y sin querer suspiran anónimos amores
vistiendo ensoñaciones de mujeril demencia...

Mas yo también te sueño... en tu pasar tranquilo...
pintando de nosotros eternas primaveras...
y pienso "no he cambiado" porque cuando era niño
iluso cual ninguno también miraba estrellas...

Anónimo

1 comentarios

02/06/2014 06 Feb 2014
Por más que quiera negarme a mi destino.
Por más que intente desprender de mi mente, tu imagen y tu nombre.
Por más que quiera traspasar este inmenso amor que siento a tu corazón.

Yo sé que nunca dejare de verte dentro de mí…
Tal vez tú no sentirás lo que yo siento…
igual sé que jamás dejare de mirarte con mis ojos llenos de amor.

Porque no se puede contra el destino…
Y tú eres el mío.

Anónimo

1 comentarios

Dime amor

Autor: Anónimo

01/24/2014 24 Jan 2014
¿Qué harás?

Si sobrevivo sin ti a la furia de la noche,
y desnuda atravieso entre balas
este campo minado de recuerdos,
si descubro un aljibe de amor en el desierto
y a solas bebo en la noria de las ansias.

¿Qué pasará amor?

Si mis pies a seguir tu huella se afanan
y mis manos en perseguir hojas al viento,
si convierto atormentadas nubes en llovizna
y desquebrajadas olas en manso huracán.
Si mi voz repite que te amo en la penumbra,
y tus besos es lo único que quiero.
Si busco tu nombre en el sueño que se extingue
y tu aroma de violetas mientras duermo.
Si al probar la madurez de mis mares
tus labios enmudecen de ternura
y de tanto amor se desorientan las gaviotas
que descubren al vuelo el secreto que nos une.

¿Qué ganaría?

Por coser atardeceres al diván de tu regazo
ofreciendo devorar a besos la nostalgia
mientras someto torbellinos corazón adentro.
Si vendiera como espejo mi rostro en el mercado
y dibujara tu imagen en el corazón de mis entrañas
para que pueda este poema soportar tanto tormento.

¿Cómo continuar?

Ahora que la ausencia es la única que ama
en esta soledad congelada de suspiros.
Si no hay más desiertos ni lluvia en mi alma
y tu recuerdo es oscuridad sobre mis ojos.
¡Dime amor cómo recuperarte!...
Tal vez regando mi piel por los caminos
hasta ser cadáver mezclada con tus huesos.

Anónimo

0 comentarios

Once

Autor: Anónimo

01/20/2014 20 Jan 2014
Ningún padre de la iglesia
Ha sabido explicar por qué no existe un mandamiento once
que ordene a la mujer no codiciar al hombre de su prójima.

Anónimo

0 comentarios

Invitación al viaje

Autor: Anónimo

01/06/2014 06 Jan 2014
Con las manos juntas,
en la tarde clara,
vámonos al bosque
de la sien de plata.

Bajo los pinares,
junto a la cañada,
hay un agua limpia
que hace limpia el alma.

Bajaremos juntos,
juntos a mirarla
y a mirarnos juntos
en sus ondas rápidas...

Bajo el cielo de oro
hay en la montaña
una encina negra
que hace negra el alma:
Subiremos juntos
a tocar sus ramas
y oler el perfume
de sus mieles ásperas...

Otoño nos cita
con un son de flautas:
vamos a buscarlo
por la tarde clara.

Anónimo

1 comentarios

Ruptura

Autor: Anónimo

01/03/2014 03 Jan 2014
Nos hemos bruscamente desprendido
y nos hemos quedado
con las manos vacías, como si una guirnalda
se nos hubiera ido de las manos;
con los ojos al suelo,
como viendo un cristal hecho pedazos:
el cristal de la copa en que bebimos
un vino tierno y pálido...

Como si nos hubiéramos perdido,
nuestros brazos
se buscan en la sombra... Si embargo,
ya no nos encontramos.

En la alcoba profunda
podríamos andar meses y años, en pos uno del otro,
sin hallarnos.

Anónimo

0 comentarios

Para entonces

Autor: Anónimo

12/06/2013 06 Dec 2013
Quiero morir cuando decline el día
en alta mar y con la cara al cielo,
donde parezca sueño la agonía
y el alma un ave que remonta el vuelo.

No escuchar en los últimos instantes,
ya con el cielo y con el mar a solas,
más voces ni pelgarias sollozantes
que el majestuoso tumbo de las olas.

Morir cuando la luz, retira
sus áureas redes de la onda verde,
y ser como ese sol que lento expira:
algo muy luminoso que se pierde.

Morir, y joven; antes que destruya
el tiempo aleve la gentil corona,
cuando la vida dice aún: "Soy tuya",
aunque, sepamos bien que nos traiciona.

Anónimo

0 comentarios