Poemas de amor: poemas para dedicar

Solo por hoy

Autor: Anónimo

07/24/2014 24 Jul 2014
Tengo menos compasión que gato hambriento.

La visión y el contacto con las bestias
o con hombres que se comen entre ellos de un bocado
es belleza de fuego.

El tocarlo todo
medirlo con vara del infierno,
desear las piernas ajenas, la boca del otro,
los muslos, el gemido, el fondo oscuro de las cosas.


Y no hablo de calmar esas bestias;
lejos de mí, tal vez,
hable del silencio como un animal que persiste en el centro de la casa,
brutal casi ebrio.

Anónimo

0 comentarios

07/23/2014 23 Jul 2014
Una soberbia hermosura
armas contra Amor previene,
por huir del dulce yugo
que ha domado tantas frentes.

Con los rayos de sus ojos
al sol venció muchas veces,
y con victorias tan grandes
bien pudo desvanecerse.

Y viendo al Amor desnudo
persuadióse fácilmente
que de los más flacos bríos
no pudiera defenderse.

Que no es posible que haya
en denudez tan patente
herida que al tierno niño
dolor o sangre no cueste.

Tuvo por vanas sus flechas,
que como es ciego parece
que sólo del aire vago
serán cometas lucientes.

Pues una vez que le hirieron
fue tan sin riesgo, que en breve
aun no quedó en la memoria
señal que la herida acuerde.

Presentóle la batalla,
mas con halago valiente
el niño dios resistía
sin amenazas crueles.

Y en vez de bronces bastardos
hace que en su campo suene
dulce voz, que la victoria
le previno desta suerte:

Desarmado y ciego, Amor
vencerá mejor.

Corrióse de su arrogancia
la hermosísima rebelde
y al honor pone en el campo
que le venza y atropelle.

¡Qué dura fue la batalla!
Mas el honor tuvo siempre
la desdicha de inclinarse,
y un niño entonces le vence.

Retirándose el recato,
más que cobarde, prudente
lidiaba, pero no pudo
en una ocasión valerse.

Acometiéronle juntos
una tropa de desdenes,
mas del honor rebatidos
unos huyen y otros mueren.

Ya está cerca de rendida
la bella airada, ya teme,
ya se defiende sin brío,
mas con todo se defiende.

Su entendimiento animoso
al duro combate viene,
mas cegóse con el humo
del fuego que Amor enciende.

Del respecto acompañada
la libertad te acomete.
Vino Amor con ella a brazos
y rindiósele obediente.

Vencida llora la ingrata
y sobre una alfombra verde
vertió por lágrimas perlas,
pero dulcísimamente.

Con tan preciosa victoria,
Amor ufano y alegre
manda que en dulce armonía
su gloria y triunfo celebren:

Desarmado y ciego, Amor
vencerá mejor.

Anónimo

0 comentarios

A un imposible

Autor: Anónimo

06/24/2014 24 Jun 2014
Me arrancaré, mujer, el imposible
amor de melancólica plegaria,
y aunque se quede el alma solitaria
huirá la fe de mi pasión risible.

Iré muy lejos de tu vista grata
y morirás sin mi cariño tierno,
como en las noches del helado invierno
se extingue la llorosa serenata.

Entonces, al caer desfallecido
con el fardo de todos mis pesares,
guardaré los marchitos azahares
entre los pliegues del nupcial vestido.

Anónimo

1 comentarios

Los naranjos

Autor: Anónimo

06/23/2014 23 Jun 2014
Perdiéronse las neblinas
En los picos de la sierra,
Y el sol derrama en la tierra
Su torrente abrasador.
Y se derriten las perlas
Del argentado rocío,
En las adelfas del río
Y en los naranjos en flor.

Del mamey el duro tronco
Picotea el carpintero,
Y en el frondoso manguero
Canta su amor el turpial;
Y buscan miel las abejas
En las piñas olorosas,
Y pueblan las mariposas
El florido cafetal.

Deja el baño, amada mía,
Sal de la onda bullidora;
Desde que alumbró la aurora
Jugueteas loca allí.
¿Acaso el genio que habita
De ese río en los cristales,
Te brinda delicias tales
Que lo prefieres a mí?

¡Ingrata! ¿por qué riendo
Te apartas de la ribera?
Ven pronto, que ya te espera
Palpitando el corazón
¿No ves que todo se agita,
Todo despierta y florece?
¿No ves que todo enardece
Mi deseo y mi pasión?

En los verdes tamarindos
Se requiebran las palomas,
Y en el nardo los aromas
A beber las brisas van.
¿Tu corazón, por ventura,
Esa sed de amor no siente,
Que así se muestra inclemente
A mi dulce y tierno afán?

¡Ah, no! perdona, bien mío;
Cedes al fin a mi ruego;
Y de la pasión el fuego
Miro en tus ojos lucir.
Ven, que tu amor, virgen bella,
Néctar es para mi alma;
Sin él, que mi pena calma,
¿Cómo pudiera vivir?

Ven y estréchame, no apartes
Ya tus brazos de mi cuello,
No ocultes el rostro bello
Tímida huyendo de mí.
Oprímanse nuestros labios
En un beso eterno, ardiente,
Y transcurran dulcemente
Lentas las horas así.

En los verdes tamarindos
Enmudecen las palomas;
En los nardos no hay aromas
Para los ambientes ya.
Tú languideces; tus ojos
Ha cerrado la fatiga
Y tu seno, dulce amiga,
Estremeciéndose está.

En la ribera del río,
Todo se agosta y desmaya;
Las adelfas de la playa
Se adormecen de calor.
Voy el reposo a brindarte
De trébol en esta alfombra
De los naranjos en flor.

Anónimo

0 comentarios

05/10/2014 10 May 2014
Te amo tanto que no puedo dejar ni un minuto de pensar en ti.
Los días pasan y tus besos y caricias no las puedo borrar de mi mente.
Siento en mi cuerpo el calor y el fuerte aroma de tu piel.
No dejo de revivir en mi mente cada minuto que pasamos juntos,
Tus caricias, la forma de hacerme el amor hacen que sienta como si tus fuertes brazos apretasen contra tu pecho mi frágil y delicado cuerpo.
Tu silencio, me desespera, pero cada día en mí aumenta la fe y esperanza para lograr que tú nuevamente me abraces y entonces poder decirte y demostrarte mi amor sincero.

Bárbara Lina Arteaga Hernandez

2 comentarios

05/09/2014 09 May 2014
Mágico fue el estar junto a ti la primera vez,
Mágico fue sentir tus primeros besos,
Mágico es saber que los momentos que pasamos juntos solo
eran para ti,
Mágico era cuando me susurrabas al oído lo feliz que te sentías por estar
a mi lado,
y mágico sería el momento en que tú y yo volviéramos a encontrarnos.

Bárbara Lina Arteaga Hernandez

2 comentarios

05/08/2014 08 May 2014
Cuando estoy a tu lado siento la paz que muchas veces busco y no puedo encontrar, doy gracias a la vida por haberte conocido.

A tu lado siento como si el tiempo se detuviera y en ese momento mágico para mí en el mundo solo estuviéramos tú y yo.

A tu lado quisiera realizar tantas cosas pero en estos momentos son imposibles de hacer y a veces me cae la duda que puedan llegar a ser una realidad y me pregunto que sientes tú cuando estas a mi lado, quisiera tener la oportunidad que me respondieras en algún momento esta pregunta, con toda la sinceridad que merece esa respuesta.

Bárbara Lina Arteaga Hernandez

1 comentarios

Frente al mar

Autor: Anónimo

05/02/2014 02 May 2014
El suave vaivén de las olas me hacen recordar tu amor, ese inconfundible azul y olor a pureza que penetra en mi cuerpo me da una paz y tranquilidad a mi alma dolida por la falta de tu amor, es cruel sentirme sola junto al mar, desearía tanto que estuvieras a mi lado pero sé que ya nunca más podrá ser.
Los días han pasado y ya no has vuelto a mí.
La tristeza y la soledad vuelven a ser mis compañeras.
Tengo la certeza que un día seré reconfortada con ese amor que perdí y volverá en algún momento porque amo tanto a la vida y las cosas bellas que veo y observo a diario que tendré la oportunidad de volver a ser feliz.

Anónimo

2 comentarios

  1. « Atrás
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. 4
  6. 5
  7. 6
  8. ...
  9. 44
  10. 45