Poemas de amor: poemas para dedicar

02/01/2016 01 Feb 2016
Tómame, oh noche eterna,
En tus brazos y llámame hijo.

Yo soy un rey que voluntariamente
Abandonó su trono de ensueños y cansancios.

Mi espada, pesada en brazos flojos,
A manos viriles y calmas entregué;
Y mi cetro y corona los dejé
En la antecámara, hechos pedazos.

Mi cota de malla, tan inútil,
Mis espuelas, de un tintineo tan fútil,
Las dejé por la fría escalinata.

Desvestí la realeza, cuerpo y alma,
Y regresé a la noche antigua y serena
Como el paisaje al morir el día.

Anónimo

0 comentarios

01/24/2016 24 Jan 2016
Hoy, en este ocio incierto
Sin placer ni razón,
Como un túmulo abierto
Cierro mi corazón.

En la inútil conciencia
De que todo es vano,
Lo cierro a la violencia
De este mundo inhumano.

Mas, ¿qué mal sufre un muerto?
¿Contra qué defenderlo?
Lo cierro absorto, es cierto,
Mas sin querer saberlo.

Anónimo

0 comentarios

01/23/2016 23 Jan 2016
El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que en verdad siente.

Y, en el dolor que han leído,
A leer sus lectores vienen,
No los dos que él ha tenido,
Sino sólo el que no tienen.

Y así en la vida se mete,
Distrayendo a la razón,
Y gira, el tren de juguete
Que se llama corazón.

Anónimo

0 comentarios

01/20/2016 20 Jan 2016
De aquí a poco acaba el día.
Yo no hice nada
¿Y qué cosa es la que haría?
Fuese cual fuese, equivocada.

Muy pronto la noche viene
Mas sin razón
Para aquel que sólo tiene
Que contar su corazón.

Y tras la noche y dormir
Renace el día.
Nada haré sino sentir
Pero, ¿qué otra cosa haría?

Anónimo

0 comentarios

Cuando era joven

Autor: Anónimo

01/19/2016 19 Jan 2016
Cuando era joven, me decía a mí mismo:
"¡Cómo pasan los días, día a día,
Sin nada conseguido o intentado!"
Más viejo digo, con el mismo enfado:
"¡Cómo, día tras día, todos son
Sin nada hecho y sin nada en la intención!".
Así, naturalmente, envejecido,
Diré con igual voz e igual sentido:
"Un día vendrá el día
En el que no diré ya nada".
Quien nada fue no es ni dirá nada.

Anónimo

0 comentarios

01/17/2016 17 Jan 2016
A veces, y el sueño es triste,
En mis deseos existe
Lejanamente un país
Donde ser feliz consiste
Solamente en ser feliz.

Se vive como se nace,
Sin querer y sin saber.
En esa ilusión de ser,
El tiempo muere y renace
Sin que se sienta correr.

El sentir y el desear
No existen en esa tierra.
Y no es el amor amar
En el país donde yerra
Mi lejano divagar.

Ni se sueña ni se vive:
Es una infancia sin fin.
Y parece que revive
Ese imposible jardín
Que con suavidad recibe.

Anónimo

0 comentarios

Lágrimas frescas

Autor: Anónimo

01/15/2016 15 Jan 2016
En recuerdo de Victoria,
Mi compañera desaparecida...
Rosa que el fuego de mi amor consume,
Ave que llora con mi propio llanto;
Fugóse el ave y me dejó su canto,
Murió la rosa y me dejó el perfume.
Y es que ese aroma y esa melodía
Que me hicieron alegre y sano y fuerte
Serán incienso y fúnebre armonía.
Así, a fuerza de amante sin fortuna
Que intenta huir a su destino adverso,
Voy a forjar un amoroso verso
A la memoria de Rosario Luna,
Aquella que me dio todo lo suyo,
Aquella a quien le di todo lo mío,
La que tuvo calor para mi frío,
La que no supo hablar sino en arrullo,
La que para aliviar en su partida
Mi carga de dolor y desconsuelo,
A cambio de mis noches de desvelo
Me mostraba su faz agradecida.
Cuando vencido por la desventura
Palpé el horror de mi existencia vana,
Tendiome al punto, como buena hermana,
El mullido plumón de su ternura.
Si en cada poro me clavaba espinas
El dolor en que estoy crucificado,
Ella sobre mi cuerpo lacerado
Hizo lo que a Jesús las golondrinas.
Al reposar de la habitual lectura
Que nuestro pensamiento fatigaba,
Mi corazón sumiso se extasiaba
En la piedad de su mirada oscura.
Corría el tiempo desapercibido
Sin que nuestro silencio se turbara,
Lo mismo que una mano que pasara
Por sobre el lomo de un lebrel dormido.
A veces, al relato de algún cuento,
Mientras alzaba por temor el hombro,
Parpadeaban sus ojos en asombro
Como dos mariposas contra el viento.
Y si el amor que urdió la fantasía
Tras el punto final quedaba ileso,
Me pagaba el relato con un beso
Por compartir conmigo su alegría.

Anónimo

0 comentarios

Deja correr el tiempo

Autor: Anónimo

01/13/2016 13 Jan 2016
Deja correr el tiempo, que ya llegará el olvido,
Y así como se adornan las secas ramazones
De mágicos renuevos, tu corazón herido
Florecerá mañana con nuevas ilusiones.
No desesperes nunca. La sombra es precursora
De la luz que hay en ti. Detrás de la amargura
Que empaña el cristal nítido de un alma soñadora
Irradia la sonrisa, que todo lo depura.
Practica la severa virtud de ser sincero;
Fortalece tu espíritu para que seas blando,
Y si el dolor te hiere con su puñal certero
¡Sé como las guitarras que sollozan cantando!
No aventures tu paso más allá de la vida
Porque es abismo ignoto del cual nunca saldrás:
En cada tumba un pájaro de voz adolorida
Como el cuervo de Poe responde "Nunca más..."
Pero, eso sí, no dejes de sonreír a todo
A través de la niebla de tu melancolía;
Derrama tu perfume, que es la bondad, al modo
De una flor, aunque sepas que has de durar un día...

Anónimo

0 comentarios

  1. « Atrás
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. 4
  6. 5
  7. 6
  8. ...
  9. 51
  10. 52