Poemas de amor: poemas de adios

08/13/2012 13 Aug 2012
Para decir adiós a este paisaje,
al de esta tierra bien amada,
he subido al castillo casi a oscuras,
a sorprender la madrugada.

Por las dormidas calles como aplausos
mis pasos limpios resonaban
en el silencio salpicado sólo
de golondrinas charlatanas.

Ya desde arriba era perfil más puro
en la precisa lontananza
y más sonoro el aire en su silencio
no traspasado por las campanas.

Aun las leves espumas allá abajo
su parloteo refrenaban
y era más sordo su rumor eterno,
como de olas y resacas.

Con qué colores frescos y lavados
la tierra gris se barnizaba.
Qué perezosa y luminosamente
iba surgiendo la mañana.

Era un nuevo matiz a cada instante,
pájaros nuevos que cantaban,
hasta que el sol plantó en sus cumbres y torres
el oro nuevo de su lanza.

Las ventanas bañaron sus pupilas
en la naciente luz de gracia,
y en un largo y sonoro desperezo
se despertaron las campanas.

Quedóse azul el cielo, verde y rosa
campiña, cerros y montañas,
la calle gris de plata, y la arboleda
luz amarilla y sombra malva

Anónimo

2 comentarios

Eres música

Autor: Anónimo

08/09/2012 09 Aug 2012
Escucho los sonidos
Que poco a poco se adueñan de mis oídos.
Entonces en música son convertidos.
Llegan luego a mi mente
Y se transforman en puro y simple pensamiento.
Vuelan a mi corazón
Y dulcemente son convertidos en sentimiento.
Cada sonido, cada melodía…
Son todas tu recuerdo este y todos los días.
Entonces veo que a mi lado no estás.
Y me siento vacía.
Luego, mi razón despierta a mi ilusionado corazón.
Recordándole que es tan sólo eso.
Una ilusión.
Y que la realidad...
es que tu y yo juntos no podemos estar.
Al menos no como supuestamente dices tu desear

Anónimo

1 comentarios

Poema de adios

Autor: Anónimo

07/30/2012 30 Jul 2012
Creo que hemos terminado, me di cuenta enseguida
No respondiste mis últimas cincuenta llamadas
Pensé que te había pasado algo, qué inocente
Pero te vieron con otro, y con otro, y con otro: qué indecente

Te escribí un poema de amor para reconquistarte
Nunca lo había hecho, escribir no ha sido mi arte
Vi lágrimas en tus ojos, pero en tu boca una sonrisa
Dijiste "¿qué hay de nuevo? Pidamos una pizza"

Hoy no me queda ni tu sombra, sólo ese bollo blanco
Que desde la esquina del baño me observa con un ojo rojo
No sé qué es, pero huele raro; sin embargo me hace compañia
y mirandolo recuerdo tu engaño con cierta alegría

Anónimo

2 comentarios

Para llorar

Autor: Anónimo

03/04/2012 04 Mar 2012
Es para llorar que buscamos nuestros ojos
Para sostener nuestras lágrimas allá arriba
En sus sobres nutridos de nuestros fantasmas
Es para llorar que apuntamos los fusiles sobre el día
Y sobre nuestra memoria de carne
Es para llorar que apreciamos nuestros huesos y a la muerte sentada junto a la novia
Escondemos nuestra voz de todas las noches
Porque acarreamos la desgracia
Escondemos nuestras miradas bajo las alas de las piedras
Respiramos más suavemente que el cielo en el molino
Tenemos miedo

Nuestro cuerpo cruje en el silencio
Como el esqueleto en el aniversario de su muerte
Es para llorar que buscamos palabras en el corazón
En el fondo del viento que hincha nuestro pecho
En el milagro del viento lleno de nuestras palabras

La muerte está atornillada a la vida
Los astros se alejan en el infinito y los barcos en el mar
Las voces se alejan en el aire vuelto hacia la nada
Los rostros se alejan entre los pinos de la memoria
Y cuando el vacío está vacío bajo el aspecto irreparable
El viento abre los ojos de los ciegos
Es para llorar para llorar

Nadie comprende nuestros signos y gestos de largas raíces
Nadie comprende la paloma encerrada en nuestras palabras
Paloma de nube y de noche
De nube en nube y de noche en noche
Esperamos en la puerta el regreso de un suspiro
Miramos ese hueco en el aire en que se mueven los que aún no han nacido

Ese hueco en que quedaron las miradas de los ciegos estatuarios
Es para poder llorar es para poder llorar
Porque las lagrimas deben llover sobre las mejillas de la tarde

Es para llorar que la vida es tan corta
Es para llorar que la vida es tan larga

El alma salta de nuestro cuerpo
Bebemos en la fuente que hace ver los ojos ausentes
La noche llega con sus corderos y sus selvas intraducibles
La noche llega a paso de montaña
Sobre el piano donde el árbol brota
Con sus mercancías y sus signos amargos
Con sus misterios que quisiera enterrar en el cielo
La ciudad cae en el saco de la noche
Desvestida de gloria y de prodigios
El mar abre y cierra su puerta
Es para llorar para llorar
Porque nuestras lágrimas no deben separarse del buen camino

Es para llorar que buscamos la cuna de la luz
Y la cabellera ardiente de la dicha
Es la noche de la nadadora que sabe transformarse en fantasma
Es para llorar que abandonamos los campos de las simientes
En donde el árbol viejo canta bajo la tempestad como la estatua del mañana

Es para llorar que abrimos la mente a los climas de impaciencia
Y que no apagamos el fuego del cerebro

Es para llorar que la muerte es tan rápida
Es para llorar que la muerte es tan lenta

Anónimo

0 comentarios

12/20/2011 20 Dec 2011
Porque ya mis tristezas son como los matices
sombríos de los cuadros en que la luz fulgura;
porque ya paladeo la gota de la amargura
en el dorado néctar de las horas felices;

porque sé abandonarme, con la santa inconsciencia
de una tabla que flota, sobre el mar de la vida,
y aparté de mis labios la manzana prohibida
con que tentarme quiso el árbol de la ciencia;

porque supe vestirme con el albo ropaje
de mi niñez ingenua, aspirar el salvaje
aroma de los campos, embriagarme de sol,
y mirar como enantes el pájaro y la estrella
(el pájaro que un día me contó su querella;
la estrella que una noche conmigo sonrió),

y porque ya me diste la calma indeficiente,
vida, y el don supremo de la sonrisa franca,
sobre la piedra blanca voy a posar mi frente
y marcaré este día con otra piedra blanca. . .

Anónimo

0 comentarios

El último beso

Autor: Anónimo

11/12/2011 12 Nov 2011
Te daré el último beso
que será de despedida,
pues en él te doy mi vida
que contigo quedará.

Te daré el último beso
por lo mucho que te quise,
por aquel recuerdo triste
que me queda de tu amor.

Sacrifiqué mi vida por lograr
que me quisieras, renuncié a otras
caricias por ganar tu corazón.

Pero todo ha sido inútil
y en aquel adiós postrero
te diré que fui sincero, cuando
mi amor te entregué.

Por tu gesto traicionero, por el
daño que me hiciste porque nunca
me quisiste por eso
te digo adiós.

Anónimo

0 comentarios

10/06/2011 06 Oct 2011
Las cosas que mueren jamás resucitan,
las cosas que mueren no tornan jamás.
¡Se quiebran los vasos y el vidrio que queda
es polvo por siempre y por siempre será!

Cuando los capullos caen de la rama
dos veces seguidas no florecerán...
¡Las flores tronchadas por el viento impío
se agotan por siempre, por siempre jamás!

¡Los días que fueron, los días perdidos,
los días inertes ya no volverán!
¡Qué tristes las horas que se desgranaron
bajo el aletazo de la soledad!

¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas,
las sombras creadas por nuestra maldad!
¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que así se nos van!

¡Corazón... silencia!... ¡Cúbrete de llagas!...
—de llagas infectas— ¡cúbrete de mal!...
¡Que todo el que llegue se muera al tocarte,
corazón maldito que inquietas mi afán!

¡Adiós para siempre mis dulzuras todas!
¡Adiós mi alegría llena de bondad!
¡Oh, las cosas muertas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que no vuelven más!...

Alfonsina Storni

0 comentarios

09/23/2011 23 Sep 2011
Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.
O tardes merecidas por la pena,
noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino, firmamento
que estoy viendo y perdiendo...
Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.

Jorge Luis Borges

0 comentarios

  1. « Atrás
  2. 1
  3. Siguiente »

Poemas de Amor

La mejor recopilación de los poemas de amor más románticas y tiernas de la Web.

Suscribite

Feed de Poemas de Amor

Recibe los poemas en tu email